El 22% de micro y pequeñas empresas son extorsionadas en El Salvador

El 22% de las micro y pequeñas empresas (mypes) son víctimas de extorsión en El Salvador, de acuerdo a un estudio de una ONG dado a conocer hoy.


SAN SALVADOR / ACAN-EFE

23 de Junio de 2016 a las 19:51h

Este dato se desprende del informe “Extorsión a la micro y pequeña empresa en El Salvador” de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social  (Fusades), financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Extorsiones afectan a micros y pequeñas empresas en El Salvador. (Foto Hemeroteca PL)

De acuerdo con el estudio, el 42% de las mypes son “víctimas de cualquier delito, (...) siendo la extorsión el más frecuente” con el 22% de los casos; le siguen la estafa, con el 15%, y el robo con el 13%.

El informe detalla que el 63% de estas empresas funcionan en zonas controladas por las pandillas y “tienden a ser más victimizadas” que en las que se ubican en lugares más seguros.

“El 49% de las mypes ubicadas en entornos con presencia de pandillas ha sido víctima de algún tipo de delito, mientras que solo el 28% ha sido víctima cuando no hay presencia de estos grupos”, señala el informe.

Agrega que “la diferencia es más notoria para el caso de las extorsiones”, dado que el 30% de las mypes en localidades con “maras” han sido víctimas de extorsión y solo el 8% en las que no.
noti14

“El fenómeno de extorsión se vincula a pandillas y su dominación en territorios”, expone.

Por otra parte, el informe divide las extorsiones en “oportunistas”, que son el 13%, y las “sistemáticas”, que abarcan el 59% de los casos.

En las “oportunistas, el victimario se aprovecha de las condiciones generadas por la extorsión sistemática de las pandillas” y evita el “contacto personal” con “medios que faciliten el anonimato”.

Las “sistemáticas” son las atribuidas principalmente a las pandillas porque se dan a través de “contactos personales en el negocio” en los que explotan el dominio al que “someten a su entorno”.

Además, existen las “hibrídas”, que involucran aspectos de las dos anteriores y equivalen al 28%.

El estudio da cuenta de que existe una “cifra negra” en las denuncias realizadas a las autoridades, en el 54% de los casos por “miedo a represalias”.

Del total de empresas que son extorsionadas solo el 15%  se aboca a las autoridades para “evitar que sucediera nuevamente”.

Según el estudio, 1.5 millones de salvadoreños son empleados por las mypes, cerca del 55% de la población económicamente activa, por lo que “la extorsión afecta a la sociedad y economía en general”.

Los datos del estudio provienen de una encuesta realizada por Fusades a 3 mil 977 mypes a nivel nacional entre febrero a abril del 2015 que tiene un “error muestral” de 3.5% y un “nivel de confianza”  del 95%.

Según datos del Banco Central de Reserva (BCR), solo en el 2014 el costo para el país de la violencia, incluidas las extorsiones, fue de US$4 mil 26.3 millones, aproximadamente el 16% del producto interno bruto (PIB) de El Salvador. 




About the Author

Prev UNISDR impulsa campaña sobre el desarrollo de ciudades resilientes
Next Dos continentes, una sola meta: el Frente Parlamentario contra el Hambre llega a África