Caminata del Migrante en Arizona recordará a guatemalteco muerto en la frontera

Desde 1990 más de siete mil indocumentados han muerto cruzando la frontera entre  Estados Unidos y México. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Activistas y miembros de la comunidad en Arizona  (EE.UU.) iniciaron hoy la llamada Caminata del Migrante, la cual recorre durante una semana la misma ruta utilizada por los inmigrantes para cruzar la frontera con México a través del desierto, donde docenas de ellos pierden la vida anualmente.

Por EFE / EE. UU.

Según los organizadores, desde 1990 más de siete mil indocumentados han muerto cruzando la frontera entre  Estados Unidos y México, mientras que otros 2 mil 700 han sido reportados como desaparecidos.

“Esta caminata es para recordar a todos los migrantes que han muerto buscando una vida mejor, muchos de ellos inclusive antes de llegar a la frontera”, dijo a Saulo Padilla, representante del Comité Central Menonita, una de las organizaciones que apoya la caminata.

Este año, la jornada tiene un significado muy especial para Padilla, ya que caminará en honor de su sobrino Kevin García, originario de Guatemala y quien falleció en marzo pasado en el sur de México.

El joven se resbaló cuando intentaba subir al tren conocido como “la bestia”  y su cuerpo fue cortado en dos.

“Esta caminata es una forma de terminar el recorrido de Kevin”, dijo Padilla.

Los aproximadamente 60 participantes, entre ellos hombres y mujeres de diversas edades, nacionalidades y profesiones caminarán unos 120 kilómetros desde Sasabe, en Sonora  (México) hasta Tucson, el próximo fin de semana.

Cada uno de los participantes lleva consigo cruces de madera de color blanco con el nombre de un inmigrante que ha muerto en el desierto, mientras otras solamente dicen “desconocido”  o “desconocida”.

“Este año la Caminata del Migrante se lleva a cabo en un momento crítico, cuando la nueva administración del presidente Donald Trump ha endurecido las políticas migratorias y las redadas se llevan a cabo todos los días”, dijo a Efe Margo Cowan, representante del grupo No Más Muertes.

Indicó que a pesar de que el Gobierno federal reporta un drástico descenso en las detenciones en las fronteras, las muertes continúan.
“Temo que de cada muerte reportada oficialmente, otras diez personas han muerto y nunca han sido encontradas”, finalizó la activista.

About the Author

Prev Cónsul en Palm Beach enfrenta reto por gran población indígena
Next Ley de EE. UU. sobre visas vulnera derechos, según expertos