Alerta Alba-Keneth tiene un nuevo diseño de boletín de búsqueda

La Coordinadora Nacional del Sistema de Alerta Alba Keneth buscan visibilizar ciertos datos en los boletines (Foto Prensa Libre: Geldi Muñoz)

La Procuraduría General de la Nación (PGN) informó que ya tiene aprobado un nuevo diseño del boletín de desaparición de menores de edad, para visibilizar los datos más relevantes.


Por Geldi Muñoz Palala 

Suilma Cano, jefa de la Unidad del Sistema de Alerta Alba Keneth, informó que ya ha sido aprobado por la coordinadora nacional un nuevo boletín informativo de niños reportados como desaparecidos.

“A través del mismo se hace énfasis en información puntual e iconográfica… en el boletín anterior no se hacía énfasis a la información del niño, al número de alerta,  a dónde reportar”, indicó.

Cano indicó que se hicieron estudios para este diseño y que por ejemplo para la foto se tienen ciertas medidas de seguridad como una marca de agua para que la fotografía no pueda ser utilizada para otros fines que no sea la alerta Alba Keneth.

“Este nuevo boletín se estará dando a conocer prontamente ya se hicieron las coordinaciones con PGN y la Secretaría de Bienestar Social para que se implemente a la brevedad posible. Con la nueva forma se remarcan los teléfonos dónde las personas puede informar”, indicó.

Quejas por mal uso

Hasta el 29 de mayo pasado se han activado dos mil 265 alertas de denuncias de desaparición y sustracción en todo el país. De estas se han desactivado mil 531 alertas, así mismo se han desactivado mil 490 alertas de años anteriores.

Cano comentó que un gran porcentaje de las alertas que se activan corresponden​ a adolescentes entre 13 a 17 años.

"Uno de los mayores datos que se pueden registrar a través de la localización de niños y adolescentes es que estas alertas se están activando producto de problemas familiares", indicó.

Agregó que se ha querido utilizar el sistema de alerta Alba Keneth de una forma inadecuada, lo cual hace que se sature todas las instituciones que realizan las acciones de búsqueda, por denuncias que no corresponden a la naturaleza del mecanismo, ya que para los conflictos familiares existen los juzgados específicos.

About the Author

Prev Cuatro científicos explican cómo la pobreza puede afectar nuestro cerebro
Next "Me corté los brazos porque no había otra opción": el sufrimiento y la desesperación de las niñas que son obligadas a casarse